Leyes de drogas y cárceles en Brasil

Sistemas sobrecargados: Leyes de drogas y cárceles en América Latina

El número de encarcelados por delitos de droga en Brasil ha crecido en los últimos 20 años, sin que esto haya logrado tener impacto en el tamaño de la oferta y consumo de drogas. Adicionalmente, el estudio revela que, en su gran mayoría, aquellos que están en la cárcel son los pequeños vendedores que representan el eslabón más bajo del tráfico de drogas, y no los grandes traficantes que se dedican al mayoreo y que sí están detrás del trafico en el país.

application-pdfDescarga el capítulo sobre Brasil (PDF)
application-pdfDescarga el documento de trabajo sobre Brasil (PDF) (en portugués)

La interrelación entre la intensificación de la represión contra las drogas y el aumento de la población penitenciaria desde los años noventa hasta hoy día es objeto de estudio. Los datos corroboran esa hipótesis en el caso de Brasil, como se verá en el estudio, en que se ofrece un repaso histórico de las leyes en materia de drogas, su evolución legislativa y su adaptación a las convenciones internacionales y, finalmente, se presenta un análisis de cómo la política represiva contra las drogas podría ser uno de los principales factores que explicaran el aumento de la población carcelaria en Brasil, especialmente en los últimos 10 a 20 años.

“Seguimos encarcelando a gente sin que esto tenga impacto alguno en el narcotráfico”, dice Luciana Boiteux, investigadora del capítulo de Brasil del estudio Sistemas sobrecargados: Leyes de drogas y cárceles en América Latina “En su mayoría, estos encarcelados son pequeños comerciantes de drogas, arrestados por primera vez y pertenecientes al sector más pobre de Brasil. Las largas penas de prisión refuerzan la marginalidad y la exclusión social con la que se topa la gente pobre de Brasil”.

Según datos de diciembre de 2009,(1) Brasil cuenta con un total de 473.626 presos en su sistema penitenciario, incluidos los detenidos en comisarías. Solamente en 10 años (de 2000 a 2009), la población carcelaria se duplicó, pasando de unos 233.000 reos a más de 473.000. En cuanto al delito de tráfico de drogas, que representa la segunda mayor incidencia de presos, en 2005, el número de presos por este delito era de 32.880 (9.1 por ciento de la población penitenciaria de Brasil). Para 2009, el número llegó a 91.037 (19.2 por ciento del total). Ver más datos aquí

“Los datos revelan que a diferencia de la idea generalizada, la mayor parte de los traficantes condenados no son, ‘por definición’, integrantes de una ‘organización delictiva’, ni actúan necesariamente en asociación”, dice la investigadora Boiteux. Por ejemplo, en el caso de Río de Janeiro, el estudio revela que la mayoría de condenados por tráfico de drogas (61.5 por ciento) son juzgados individualmente, es decir, que fueron detenidos solos; el restante fue por lo general detenido en parejas. Adicionalmente, el 66.4 por ciento son delincuentes primarios con cantidades relativamente pequeñas de droga.(2)

El incremento en el número de encarcelados por delitos de drogas se debe en parte a la aprobación en 2006 de la ley actual de drogas (Ley 11.343/06). Esta ley tiene algunos aspectos muy positivos, por ejemplo se dejó de castigar con cárcel la posesión de drogas para consumo personal, y en vez se implementaron penas educativas para este delito.  Pero dicha ley también aumentó la pena mínima para el tráfico de drogas, de 3 a 5 años de reclusión, y le da una amplia libertad a la autoridad de decidir quién es consumidor y quién es traficante. La ausencia de una distinción legal a priori entre estas dos figuras perjudica la defensa del acusado. “Bajo esta ley, los consumidor de drogas pueden ser confundidos con traficantes y acabar en la cárcel, en vez de con penas alternativas como lo pide la Ley”, dice Boiteux. “Así que la ley está todavía muy lejos de lo que realmente necesita Brasil para lograr un sistema efectivo, justo y proporcionado”. WOLA y TNI grabaron en un video de 5 minutos el testimonio de un encarcelado que cuenta haber sido castigado como narcotraficante a pesar de haberse declarado consumidor. La prensa tiene permiso de usar este video.

“Es más fácil para los policías capturar a los vendedores en las calles, que se dedican al menudeo, que a los traficantes, que se dedican al mayoreo. Así, a la pregunta de ‘por qué sólo están presos los pequeños y (unos pocos medios) traficantes’, en Río de Janeiro se puede responder que es por la actuación selectiva del sistema penal brasileño, que criminaliza la pobreza”, concluye Boiteux.

Para más información:

–  Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla , Coordinadora de Comunicaciones: en Estados Unidos: +(617) 584-1713.
– Vea nuestra video serie mostrando el perfil de las personas encarceladas por drogas.

Notas

(1) Fuente: Infopen. En: www.mj.gov.br

(2) Investigación Tráfico de Drogas y Constitución. Brasília: Ministério de la Justicia, 2009.

Sistemas sobrecargados: Un estudio sin precedentes que compara las leyes de drogas y los sistemas carcelarios de ocho países latinoamericanos: Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, México, Perú y Uruguay.

RecommendImprimir

Publicaciones

goto
Es tiempo de calcular los costos

Count the Costs

La guerra contra las drogas crea costos masivos. Es la hora de calcular estos costos y de explorar alternativas, recurriendo a la mejor evidencia disponible...
 Leer más...

Tags

show

Este sitio web

support-ec-osi-disclaimer-web-s

Otros proyectos

Control de drogas de la ONU

En 2011 la Convención Única de 1961 sobre Estupefacientes de la ONU llega a sus 50 años. En 2012, el sistema de control internacional de drogas llegará a 100 años desde que se firmaron la Convención Internacional del Opio en La Haya en 1912. ¿Sigue cumpliendo ésta sus objetivos o se necesita una reforma de las convenciones de drogas de Naciones Unidas? Este sitio proporciona información crítica de fondo al respecto.

Reformas a las Leyes de Drogas en America Latina

Reformas a las Leyes de Drogas en America Latina es un proyecto del programa Drogas y Democracia del TNI

dd-logo
"Promoción de una política de drogas más humana y efectiva en América latina"